6 cosas que tienes que hacer la mañana de tu boda

seis-cosas-que-tienes-que-hacer-la-manana-de-la-boda

Seguro que más de una vez has fantaseado con cómo será la mañana de la boda. Cómo dormirás, si estarás nerviosa, cómo serán los preparativos de ese día, si te dará tiempo a todo, la cara de tu abuela cuando te vea con el vestido… o la de tu amore!

Parece que pelu y maquillaje son los pilares fundamentales de esa mañana, pero hay otras cosillas que a veces se nos olvidan y que son muy importantes. Y aquí tienes una pequeña lista para recordarte las que a mí me parecen imprescindibles, con consejos para llevarlas a cabo. ¿Lista para el gran día? Go, baby!

 

1. Desayuna, desayuna, desayuna

Tanto si tu boda es por la mañana como si es por la tarde, desayunar bien bien bien es la clave.

Mientras te peinan y te maquillan no podrás comer, en la ceremonia no podrás comer, en el cóctel no podrás (casi) comer porque saludar, besar y reírte a carcajadas con todo el mundo con la boca llena es complicado. Al final pasan muchas horas hasta que pruebas bocado, y luego vienen los dolores de cabeza, la debilidad, el malestar y todas esas cosas que NO queremos.

la-manana-de-la-boda (4)

Créditos foto

Aunque creas que no te cabe, aunque los nervios y la emoción te hayan cerrado el estómago… oblígate. O, mucho más eficaz, si sospechas que te vas a escaquear, asigna la tarea a alguien que te obligue. Todos tenemos una abuela-madre-hermana-amiga un poco sargenta cuya mirada implacable hace que te comas ese bocadillo de jamón de un bocado y sin rechistar.

Por otra parte, seguramente encontrarás en internet mil artículos tipo ¿Qué comer el día de la boda? que te dirán que comas algo ligero, que evites el alcohol, que no tomes cosas que te hinchen, que si el azúcar no sé qué, las bebidas gaseosas, los cereales inflamatorios…

la-manana-de-la-boda (7)

Créditos foto

Mi consejo, come lo que te dé la gana y que te siente bien. Prepárate un superdesayunazo de mil cosas que te apetezcan. Si es compartido, mucho mejor. Al final, ¡es tu último desayuno de soltera! Y nena, eres una novia, no un ángel de Victoria’s Secret. Ese último Donuts no cambia nada.

 

2. Llévate las invitaciones

Nunca, nunca, nunca jamás hay fotos bonitas de las invitaciones. Como se dan meses antes, ahí se quedan, relegadas al ostracismo para siempre.

la-manana-de-la-boda (10)

Créditos foto

En cuanto te lleguen de la imprenta, guárdate una con el resto de cosas de la boda, entre los pendientes, el suje y los zapatos. Así sabes que no te la vas a olvidar. Si eres un poquito friki de las fotos piensa en algo de atrezzo que le quede ideal en la foto, una ramita, un lazo. Algo sencillo, pero decorar un poquito nunca está de más.

Haz lo mismo si has preparado otras cosas de papelería de la que te gustaría tener un recuerdo, como misales o el programa de la boda. Separa uno de cada, no empezamos ya con el síndrome de Diógenes a estas alturas, no necesitas guardarte veinte de recuerdo.

la-manana-de-la-boda (8)

Créditos foto

Los fotógrafos suelen tener bastante tiempo durante los preparativos de la novia, así que te lo hará sin ningún problema. Mejor una foto ideal de tus invis que esas fotos que cada vez me dan más rabia (me estoy volviendo una rancia, no me hagáis caso) del abanico en primer plano o el frasquito de colonia.

 

3. Escríbele una notita a tu amore

De todos, es mi favorito. Aunque la mañana de la boda sea un caos de carreras arriba y abajo, si tu peinado te horripila o si diluvia o hay vendaval… solo una cosa es segura: te vas a casar con la persona que quieres.

la-manana-de-la-boda (11)

Créditos foto

Así que busca el hueco, tienes que encontrarlo. Para un segundo y coge un boli. Porque lo más importante del día de hoy no es el pelo ni el ramo, es una persona y está igual de nervioso y emocionado que tú.

Escríbele algo, que salga de ti, aunque sean tres palabras, no te presiones con el superdiscurso de vuestra vida. Y házselo llegar. Si estáis en el mismo hotel es fácil, si estáis más lejos piensa antes la manera de que alguien se lo lleve. Si estáis en sitios muy diferentes, planifica un poquito y déjaselo escondido en la casa en la que se vista con antelación.

la-manana-de-la-boda (2)

 

4. Coge la maleta

Esto me pasó a mí, cuando llegamos al hotel a las 7 de la mañana después de un laaaargo e increíblemente genial día de boda, nos encontramos con que no teníamos nada, ni pijamas, ni cepillo de dientes ni mucho menos, ropa para vestirnos al día siguiente (yo hubiera vuelto a ponerme el vestido de novia encantada, la verdad…). Así que por la mañana tuvimos que pedir auxilio.

la-manana-de-la-boda (12)

Créditos foto

Hazte una bolsita con dos cosas y, sobre todo, acuérdate de cogerla. Yo en mi despiste creo que nunca llegué a preparar maleta. Estás tan centrada en el día B (B de boda) que todo lo que viene después pasa a segundo plano.

 

5. Haz pis

Vale, cero glamour este punto pero indispensable de verdad. Porque tú estás con las prisas, que si llega el coche, que si tengo que bajar, que si dónde están los niños, abuela, el abanico, Anitaaa no juegues al fútbol con la corona de flores. Y se te olvida.

Lo ideal es que vayas al aseo antes de ponerte el vestido por pura comodidad. Pero si prevés vestirte con bastante antelación, déjalo para el último momento, antes de salir. Antes de que te coloquen el velo, si llevas, es más fácil también. :)

la-manana-de-la-boda (5)

Créditos foto

Iba a decir, ponte un recordatorio en el espejo del baño, pero no, que luego sale en las fotos. Pero una alarma en el móvil puede ser una idea estupenda.  Te aseguro que no quieres encontrarte en medio de la ceremonia, ni en medio de la sesión de fotos, con ganas locas de hacer pis. Y si es verano, hace mucho calor y te has pasado el día bebiendo agua… lirulirulí.

 

6. No te montes películas

Tú crees que la mañana de tu boda va a ser muy zen y muy relax, así te lo imaginas en tu cabeza, así has leído que tiene que ser y así quieres que sea. Mejor. Porque si no, posiblemente, saldrías corriendo.

No te digo que vaya a ser un caos, para nada, solo digo que no te montes películas de sol, pajaritos cantando en la ventana y sentimiento de flotabilidad generalizado porque a veces es así… y a veces no. No te asustes, casi siempre son mañanas divertidas y entrañables que transcurren con bastante placidez.

la-manana-de-la-boda (9)

Créditos foto

Pero puedes hacer un brunch ideal en el hotel con tus amigas y tus hermanas y beber bloody mary o puedes zamparte un pincho de tortilla corriendo en un bar mientras vuelves del hotel porque te has olvidado los zapatos en casa. Puedes despertarte feliz y energizada a tope o puedes haber pasado una noche mala. Puedes darte un masaje y olvidarte del mundo o puedes pasarte la mañana pegada al móvil porque tus tíos del pueblo se han perdido y a tu padre le han dado el ramo que no era.

Si tienes una wedding planner (juro que no intento meter aquí la cuña publicitaria), hay muchos muchos marroncillos que puedes evitarte. Para mí, si un papel importante tenemos, más allá de decorar y poner todo bonito, es este. Pero aún así, pasan cosas, y ni la mejor wedding planner puede evitar que un invitado se pierda.

la-manana-de-la-boda (1)

Créditos foto

En cualquier caso, salga como salga, te lo vas a pasar bomba, eso seguro. Así que libera tu mente de ideas preconcebidas y disfruta de todo lo que el día te ofrezca. Que seguramente serán más cosas y mejores de lo que hayas podido imaginar. Aunque a lo mejor diferentes. :)

 

¡Un besito enorme y feliz miércoles, queridas!

Indara

<3 <3 <3 <3 me ha encantado! He sonreído mucho leyendo los consejos. Aún no me ha llegado el momento petp he sentido, de forma real, cómo será. Como anécdota, mi madre siempre se acordará de cómo sr levantó la mañana de su boda con una espinilla en la barbilla bastante considerable debido a las nervios jajaja. No se puede tener todo atado!

Aída

Un post fantástico, lo que me he reído!
Una amiga la mañana de su boda, envió al novio con un detallito para cada una de las amigas, el pobre iba agobiadísimo de casa en casa, pero fue un detalle precioso.

Y lo de las invitaciones me parece una idea genial.

Añadiría que la mañana de la boda no se comprometan a llamar a nadie por teléfono que estén pendientes solo de si mismas, porque con los nervios se les va a olvidar, si tienen que ocuparse de algo, que lo deleguen en otra persona. Que otra amiga el día de su boda, quedó en avisarnos a varias, para que al salir de la peluquería fuéramos hasta su casa a ayudar a vestirla, se iba acercando la hora y no sabíamos nada de ella, y por más que la llamamos a ella, a su madre y a todos los teléfonos que teníamos no hubo manera y no llegamos a tiempo, una pena…
besitos

Parecen cosas tan obvias y la realidad es que son muy fácil de olvidar! Me encanta el artículo, creo que todas las novias deberían imprimir esta lista de cosas que hacer en la mañana de su boda! Me he reído mucho con el punto 5! ;) Los de las fotos de las invitaciones me parece una idea fantástica, siempre es bonito tener todos los recuerdos posibles del gran día, y cuantos más y bien hechos mejor! Enhorabuena!

Me ha encantado el post Indara!! Es maravilloso y supongo que muy útil para chicas casaderas jejej

Saludos desde Gelolas Vintage

Como siempre, me ha encantado el post.
Como fotógrafa que soy, aconsejaría, que los recuerdos de los detalles, se planificaran con anterioridad. Yo los hago en el estudio a medida que los van comprando y así no me agobio ni agobio a nadie el día en cuestión pidiendo y pidiendo, arriesgándome a perder detalles en la preparación de la novia que por nada del mundo quisiera perderme. Por que eso sí…..no va a pasar nada allí dentro a no ser que yo esté presente. Pero en cuanto me doy la vuelta, pasa de todo. Ley de Murphy.
Besitos…

Totalmente de acuerdo! Yo comí poco y luego me dio dolor de cabeza pero no lo hice por no engordar ni nada de eso sino porque se me paso por completo!!! Ejejje

Mandi

¡Buenísimo! Sobre todo el punto número cinco jajajaja

Muy buenos consejos sobre qué hacer el día de tu boda, especialmente el de No montarse películas (lo que nos hacía falta para casarnos… jeje), y el de El desayuno (muchas no lo hacen porque sienten como si engordaran :P, es un día muy largo y hay que desayunar bien) y añadiría un 7º consejos :levántate tarde!! si no quieres estar tan cansada que sólo aguantes el primer baile :)

Uno de los mejores artículos que he leido en mucho tiempo, felicidades.

Tal como éramos… (de horteras). ¡Feliz 2015!

Yo iba a escribir un post de fin de año de esos molonguis. De esos de echar la vista atrás, hacer instrospección, analizar y recopilar todas las cosas buenas que nos han pasado en 2014 y que nos encanta recordar (como ver publicada una de nuestras bodas en el Telva Novias de invierno de este año, no me aguantaba sin ponerlo, jajaja).

De estos posts que hacía yo años atrás, cuando pulsaba el botoncito azul de PUBLICAR todos los días como un clavo, antes de que me venciera la perrez y el aluvión de bodas me hiciese recortar drásticamente el número de publicaciones, y entre la espada y la pared, el trabajo y el blog, ganase la espada. Y me da pena, no os creáis, porque este espejito de mi memoria nos ha dado grandes momentos.

Y grandes disgustos, como es el caso. Porque me he dado cuenta de que era una hortera, no hace tanto. Pero sabéis que también soy un alma libre y feliz. Y caris, recordar es bonito, pero nada hace tan feliz como reírse de uno mismo. Lo bonito es bonito, pero la parte chunga de las cosas siempre me ha divertido locamente.

Así que hoy, en nuestro momento remember navideño, algunos de los mejores HORROHITS de la historia de El sofá amarillo. Pasen y vean. :)

 

Los zapatos nude mas horribles de la historia, ¿en qué momento nos parecieron ideales? Aunque teniendo en cuenta que hace tres años la mayoría de novias llevaban zapatos blancos rasosos, supongo que ni tan mal. Por no hablar de este sistema de bota + final de calcetín cortado que me pareció ideaza también. Conozco a gente que se dejaría amputar la pierna antes que ponerse eso.

zapatos-nude-boda

Otra ida de olla, hubo un momento en el que me pareció que hacerse tatuajes gemelos para la boda era lo más, y no solo eso, si no ir vestidos de boda al salón de tatuajes y hacértelos ya mismo, entre canapé y canapé. Ese afán de buscar ideas originales que nos nublaba el sentido común.

tatuajes-gemelos-boda

La idea de utilizar a Jimena como pata inocente en los sorteos reconozco que siempre me ha divertido muchísimo, hay cosas que no cambian. Pero esas fotos por dios santo, oscuras, desenfocadas, con ese trapito encima del parqué… ¿por quéeeeeeee?

perrro-sorteo-pata-inocente

Y, of course, no podían faltar dos SUPERHITS de la galería de los horrores: el reno de tortitas, y los corazones de salchicha de San Valentín, muerte y destrucción. Os juro que de mi reno yo estaba orgullosísima, y no lo recordaba ni la mitad de terrible. Ay, amigas, mi relación de amor odio con la cocina, casi mejor ni intentarlo. Pero ojo que no soy la única, mirad los comentarios, a todas os encantaban, jajajajaja.

tortitas-de-reno-navidad (1)

 

¿Y sabéis que es lo peor? Que con toda probabilidad, las cosas que estamos haciendo ahora y que nos parecen ideales, serán la muerte en 2020. ¡Y que nosotros lo veamos para poder volver a reírnos mucho tiempo más!

Un besito enorme, bellas, ¡y FELIZ 2015!

Indara

 

Gemma

Sinceramente, Indara, los sorteos con Jimena como pata inocente siempre me han parecido lo más!!!!!

Laura

¡Ay Indara! Eres tan genial :)

ja,ja eres genial, me encanta como escribes y si deberias regalarnos mas entradas, intentaré ser un poco tu pepito grillo este 2015.
besos fuertes, y no cambies, pero si ten cuidado con lo que te gusta, ya sabes que creas tendencia.

Pues a mi la foto de Jimena me encanta!!! :) Feliz año nena!

Jajaja, me da taaaaaanta rabia que haya ganado la espada, porque esto nos deja con muy pocas entradas tan geniales como esta en el blog. En fin, espero que este 2015 tengas tiempo para ambos. Un beso fuerte

chus

Ja, ja, ja, es verdad, los tiempos cambian y afortunadamente nosotros también. Te deseo un felicísimo 2015. Un besito.

Indara!! Ninguna foto donde salga la preciosa Jimena es fea

¿Trabajar en casa o en la ofi? La oficasa

Es mejor trabajar desde casa o tener una oficina

En la universidad, la mayoría de mis amigas estudiaban genial en la biblioteca. Yo en la biblio no daba un palo al agua. Eso sí, relaciones públicas no había otra igual. :) Charlaba con unos y con otros, y cada vez que alguien se cansaba y se quería ir a tomar algo a la cafetería era la primera en hacerle compañía.

Pero amigas, cuando de verdad tenía que estudiar porque se acercaba la fecha de un examen sabía perfectamente que la única forma era encerrarme en casa.

La oficina en casa

Con la luz tenue, siempre me han molestado las luces brillantes y el exceso de sol para concentrarme. Y en silencio. El ruido de la calle no me molesta, el run-run de los coches incluso me relaja un poco, pero jamás de los jamases he podido poner música para estudiar, ni la radio, ni la tele.

Y así, en penumbra y en silencio, pasaba horas y horas tan enfrascada en los apuntes que ni me acordaba de comer.

¿Qué es mejor, la soledad de una habitación o una biblioteca llena de gente para estudiar? No hay mejor ni peor, simplemente cada uno tiene que saber lo que le funciona.

Si nos importa obtener buenos resultados, claro. Si a mí, en el fondo fondo, me diese igual aprobar o suspender, estaría en la biblioteca, que era infinitamente más divertido. Después llegaría el examen, suspendería y me diría, jo, qué mala suerte, con las horas que me he pasado en la biblioteca. :)

Trabajar en casa o alquilar oficina

Pues lo mismo pasa con el tema trabajar en casa o en una ofi.

Cuando uno comienza como freelance o decide emprender, esta siempre es una de las primeras cuestiones que se nos plantea. ¿Seré capaz de trabajar desde casa? ¿Me pillo una ofi o un despacho para mí solo? ¿Un espacio de coworking?

Yo creo que no hay una respuesta correcta. Simplemente, trabaja donde te funcione. ¿Y cómo sé dónde me funciona? Ay, caris, aquí la respuesta sí que es difícil. Prueba y error. A tope. Sin dolor.

oficasa-el-sofa-amarillo (17)

Yo pensaba que me conocía bastante bien, y no me conocía tanto. O quizás es que nuestras necesidades cambian con el paso del tiempo y tenemos que tener la mente abierta, ser flexibles y saber adaptarnos a ellas.

Siempre había trabajado muy bien en el salón de casa, hasta que un día dejé de hacerlo. Ese placer prohibido de trabajar en pijama y pelos de loca, que al principio me motivaba más que nada en el mundo, dejó de atraerme. Además, veía una peli y estaba viendo el ordenador de trabajo. Estaba con mis amigos y estaba viendo el ordenador de trabajo. Jugaba con Jimena y estaba viendo el ordenador de trabajo.

Y lo más importante, no podía recibir clientes y a mis novios en el salón de casa. Tenía que buscar una alternativa.

oficina-en-casa-(5)

Veía los espacios de coworking y me flipaban. Trabajar con otros profesionales, cada uno de lo suyo, un arquitecto, un diseñador gráfico, un informático… por lo general profesiones chulas y creativas, compañeros con los que ayudarse mutuamente y crear (esa palabra que tanto odio) sinergias.

Siempre fue la opción que más me atraía, y también la primera que descarté. Por mil motivos, unos más de peso que otros.

oficasa-el-sofa-amarillo (18) (Custom)

El primero, porque me gusta decorar a mi gusto y poner las cosa a mi manera. Ya veis la tontería, pero yo quería un espacio bonito con la personalidad de la empresa.

El segundo, porque no puedo estar con gente y no hablar con ella, me va la jarana. Sé que sufriría totalmente el efecto biblioteca y me tomaría 20 cafés al día y no estaría sentada en mi sitio ni un segundo.

Y el tercero, porque la gente que trabaja en un coworking lo hace también para tener horarios de oficina y yo eso lo llevo mal. Mal fatal. Mi pico de productividad es por la tarde-noche. Incompatible con socializar con nadie.

Es mejor trabajar desde casa o tener una oficina?

Pues bien, eliminada la opción coworking, solo me quedaba otra: la ofi.

Estaba TAN feliz con mi ofi. Muchísimos de vosotros os acordáis seguro de #VillaAmarilla. :) Era perfecta, blanquita, coqueta, llena de balconcitos, con esas molduras antiguas maravillosas…

Todo eran ventajas, la decoré a mi gusto, me compré mi querida nevera Smeg color mint, esa mesa larguísima de madera que siempre os encanta en las fotos (por cierto la compré en el Mercantic en un viaje a Barcelona, mucha veces me preguntáis), mi sofá amarillo “de carne y hueso”…

Trabajar-desde-casa-(1)

Pero había algo que no funcionaba. Los horarios. Y eso que me busqué la ofi a 15 minutos escasos andando desde casa.

El tema horarios es mi caballo de batalla. Y el de Iván. Porque, básicamente, no tenemos horarios compatibles. Seguramente alguna vez os conté que mi amore es traductor freelance. Iván, a partir de las 9 de la noche, se queda plof. Por él se acostaría siempre a las 10 y se levantaría las 6 de la mañana para trabajar, produce más en una hora de trabajo bien temprano que en cuatro horas por la tarde.

Yo, lo sabéis de sobra, soy nocturna. El otro día os conté en Instagram que había madrugado como la gran novedad. Pero sabía que no duraría.

oficina-en-casa-(4)

A partir de las 7 de la tarde mi cabeza bulle con ideas y proyectos, me concentro fantásticamente, y produzco más a las 9 de la noche que en una mañana entera.

¿Resultado? O yo me traía el portátil para casa y seguía trabajando después de cenar, o Iván se quedaba dormido en el sofá de la ofi hasta las tantas que acababa yo. O me iba yo sola andando para casa de madrugada con ese agradable frío helador coruñés y cruzándome con la gente que estaba de marcha. Un planazo.

Yo trabajaba mal, Iván trabajaba mal. Nos dimos cuenta el primer mes, y aún así seguimos insistiendo e insistiendo, un año entero. ¡Porque Villa Amarilla molaba tanto! Trabajar separados no era una opción. Volver al salón de casa tampoco era una opción.

oficasa-el-sofa-amarillo (19)

Entonces, después de un año de hacerlo mal, empecé a vislumbrar el futuro:

Para mí, la GRAN ventaja de ser autónoma es poder trabajar donde quiero, y si viene un mes de ciclogénensis explosiva en Coruña, no poner ni un pie fuera si no me apetece. ¿Por qué voy a tener que renunciar a esto?

Para mí, la GRAN GRAN ventaja de ser autónoma es poder amoldar los horarios a mis ciclos de actividad y no al revés. ¿Por qué nos empeñamos tantos en ir en contra de lo que hacemos bien?

Para mí, la GRAN GRAN GRAN ventaja de ser autónoma, y de que Iván lo sea, es que podemos estar juntos todo el día. Todo. Cada uno en lo suyo, pero juntos. Y eso no lo cambio por nada del mundo.

Trabajar-desde-casa-(5)

Ser autónomo o emprendedor tiene miles de millones de cosas malas. Para algunas buenas que tiene, ¿por qué me las estaba cargando para imitar el modelo de empresa tradicional? 

Entonces me fui a Centroamérica. ¿Os acordáis de esta foto? Tras un mes de viaje, y de valorar mucho mucho aspectos personales también, la decisión estaba tomada.

viaje-centroamerica-el-sofa-amarillo

Llegamos, hicimos cuentas, buscamos, encontramos lo que necesitábamos, dejamos la ofi, nos mudamos y nos remudamos, también de casa. A un espacio genial.

Juntamos lo que nos costaba el alquiler de nuestra casa con el alquiler de nuestra ofi, y encontramos un piso gigante que fácilmente podemos dividir en dos. Uno de los salones, el que queda al lado de la puerta de entrada, es ofi. El pasillo hace un giro, y totalmente separado, queda el resto. El resto, es casa. Ahora VillaAmarilla una oficasa.

oficasa-el-sofa-amarillo (16)

Llevamos un montón de meses ya en la oficasa y no podemos estar más felices con el cambio. Adiós preocupaciones con las comidas, adiós tener que llevarnos a Jimena a rastras a la ofi, adiós volver de madrugada. Cerramos la puerta del salón de la entrada y el resto es un hogar estupendo.

El trabajo, los ordenadores y el agobio se quedan detrás de esa puerta, en una zona de la casa. Y esa puerta no se vuelve a abrir hasta el día siguiente. Necesitaba un espacio que estuviera lo más físicamente posible separado del resto de la casa, y a la vez dentro, y lo he encontrado.

Eso sí, ahora tengo una nevera ideal en el salón que hace las veces de minibar porque como nevera ya no hace falta.

oficasa-el-sofa-amarillo (1)

De momento funciona de maravilla, y no puede gustarme más.

¿Conclusión de todo este rollo?

Que trabajes donde te dé la gana.
Que no hay reglas.
Que pruebes y pruebes sin miedo, y si no te funciona, cambia.
Que experimentes e investigues.
Que valores y exprimas tu flexibilidad, ser pequeño es lo genial que tiene.
Que no te ciñas a patrones tradicionales que nada tienen que ver contigo.
Que no imites a otros. Tú eres tú.

Yo seguramente vuelva a cambiar en algún momento, o quizás no.  De momento sé que estoy planificando mi próximo viaje, que me sienta muy bien. A la vista está. :)

Todas  estas fotos las tenía guardadas en mi carpeta de inspiración para mi ofi. Ahora lo son para mi oficasa. Prometo fotos verdaderas pronto.

¡Un beso gigante y feliz miércoles from la oficasa!

Indara

 

Yo también tengo una ofi-casa y mola, aunque muchos días termino trabajando en el salón con la bata jajaja Es verdad que lo mejor es hacer lo que más productividad y bienestar nos produce, aunar las dos.Un besote preciosa, me encanta tu ofi-casa y tu sofá amarillo

A mi me ha pasado lo mismo, este verano, harta de viajes interminables a la ofi, pagar parkimetros como si no hubiera un mañana y comer fuera de casa y mal, decidimos dejar la ofi y nuestra mini casa para irnos a otra mas grande y juntarlo todo. Ahora puedo trabajar en pijama si quiero y tengo mi casa separada del resto :) y yo también estoy muy muy feliz con el cambio

No sabes lo que te entiendo! yo también tengo una ofi-casa, pero no tan separada…vamos que muchas veces traslado todo mi cargamento al comedor y ya estoy perdida, de ahí no hay quien me mueva!! pero realmente donde mejor trabajo es en mi pequeño estudio…Lo de la oficina sería mi gran ilusión, quizás como tu dices, después puede que no se adapte a mi modo de vida, pero la verdad que sí que me gustaría probar…pero tiempo al tiempo! Muero de ganas de ver las fotos!!!

Cuánta razón tienes siempre!!!!Nosotras tenemos nuestro” ofitrastero” lindo, lindo….subimos unas escaleritas desde casa y …¡¡voilá : a trabajar tan ricamente!!!

Besazo!!!

Marta&Bea

Tamara

Eu tamén quero unha oficasa! E que Juan quede na casa a traballar comigo, que os días se me fan moi longos soa. Queremos ver esas fotos!

Yo tengo dos; mi ofi-tienda y mi ofi-casa… trabajo donde puedo y cuanto puedo; ventajas e inconvenientes del autónomo…jajajjjj
Me encanta tu blog Indara!!!
Besitos!!!

Carla
http://www.styleundertheskin.blogspot.com

Totalmente de acuerdo!!!la ventaja de ser autónomo es la libertad, y a veces nos nos olvidamos de eso. Nosotras trabajamos desde un pequeño taller montado en casa y es geniaaaaal!!!con libertad de horarios total, sin ataduras que es como mejor funciona la creatividad! Por cierto enhorabuena por locas musas que ya me han contado que fue exitazo!!

Ana M. Meana

Me alegro muchísimo de que por fin hayas encontrado tu lugar Indara. Los que sois trabajadores autónomos tenéis una lista muy muy larga de hándicaps, dificultades y problemas. ¡¡Por qué desaprovechar las cosas buenas que son muchas menos!! Deseando ver Villa Amarilla, no tardes con las fotos… ^_^

Un post muy inspirador (e increiblemente bonito). Gracias por contarnos tu experiencia y felicidades por encontrar el equilibrio.

Leer tu historia me ha hecho confirmar aun mas lo que yo ya venia diciendome a mi misma: “no necesito oficina”. Por evitarme casi 2 horas de carretera diaria, por el ahorro en gasolina, por tener un horario flexible, por poder quedarme en casa sin dar explicaciones cuando mi hija lo necesita…y por mucho mas soy feliz trabajando en casa!

Una idea genial! Y eres una petarda! Cómo puedas tener tan buen gusto? Me chiflan todas las fotos! Destino siguiente???????

Muaaaa

¡Me encanta el concepto! Deseando ver las fotos verdaderas :)

Ay que maravilla de post!! me ha encantado y no podía estar más de acuerdo contigo…ser autónomo tiene muuuchas cosas negativas pero lo mejor que tenemos es la flexibilidad de horario…yo soy golondrina a tope y por las tardes me dedico a cuchichear la web y hacer pequeñas tareas y…a dormir un poco de siesta que me levanto muy temprano!!

Gracias por un post genial

Saludos desde Vigo

http://www.modaonlinegelolasvintage.com

Anda, pues no me imaginaba tanta gente con la oficina en casa! Casi siempre me encuentro con los que prefieren sacarla fuera.
Yo tengo de las dos, porque trabajo por cuenta ajena y también tengo mis propios proyectos. Y por mí me quedaría siempre en casita, que es donde hago lo que más me gusta… :) Y porque es verdad que las ciclogénesis en Coruña son tremendasssss!!!!

+besos

Totalmente de acuerdo!! Nos encanta, tanto por nuestros horarios, como por las cenas que montamos para nuestras reuniones :)
Genial expuesto!!
Un abrazo!

Me ha encantado el post!
Nunca fui capaz de estudiar en la biblio. Siempre me gustó estudiar a media luz, mientras todos dormían, ; en la soledad de mi habitación. Eso sí, yo me ponía música muuuy bajita; y un termo con cafe ;)
Me encanta la apuesta casa con ofi que, por cierto, es rebonita!!

Maravilloso el post!!!
Nos hemos sentido súper identificados con tus angustias y decisiones.
Al comienzo pensábamos que tener el estudio en casa seria un poco extraño, pero conforme van pasando los meses nos sentimos más cómodos e intentamos impregnarle al estudio ese toque casero que hace que los novios se sientan como haciéndonos la visita en vez de ir a un local cualquiera.
Un beso y gracias por compartir siempre lo que piensas y sientes sin ningún tapujo <3

Yo también tengo oficasa, pero no de las “chachi” separadas del resto del hogar, si no ocupando la mitad del salón…
Espero que prontito nos mudemos a una casa más grande, con una habitación solo para mi :D
Pero si, lo de sacarla fuera de casa, tampoco va conmigo, me gusta disponer del tiempo a mi antojo, trabajar de vez en cuando en pijama, y la compañía de mis gatitos es incalculable!

Que dilema! , esto lo he vivido yo hace poco, pero me quede embarazada y mi vida dio otro rumbo, otras prioridades y sin duda la oficasa en este momento de mi vida también es la mejor opción. ¿Qué hacer si tu hijo esta malito (no puede ir a la guarde) y tienes que cumplir un horario en un local? en cuanto, me paso lo tuve claro… para las mamís freelance creo que es lo mejor! Un besito Indara!

chus

Yo ese problema no lo tengo, salgo de mi casa a las 06-15 de la mañana para ir a la oficina, eso si, a las 14-30 estoy en mi casa y le puedo dedicar toda la tarde a los niños. Me alegro un montón de que hayas encontrado tu sitio y eso te iba a decir, me encanaría ver las fotos. Un besito y feliz fin de semana.

Laestrelladelola

Precioso artículo y preciosa filosofía! Me encanta tu positividad muchos besos Guapa! http://www.laestrelladelola.blogspot.com

¡Cómo me he sentido identificada! Para mí el poder trabajar en una oficina no ha sido nunca una opción ya que criando dos peques es muy complicado, así que, al tener la oficina en casa es otra historia, trabajo a mi ritmo y soy más productiva, eso sí hay días que me aburro enormemente, pero nada grave que no cure un café con charla telefónica con mis amigas. Felicidades por el blog, ¡me encanta!

Yo también me he sentido muy muy identificado porque también he evolucionado hasta trabajar en mi oficasa. Al principio vivía en Valencia y tenía una habitación ocupada como oficina, pero con el tiempo, al aumentar la familia aquello dejo de funcionar.

Ahora vivo en un pueblo y eso me ha permitido construirme una oficina que está separada por el resto de la casa por un patio. Procuro tener un horario normal para poder estar con mis hijas lo máximo pero me pasa exactamente lo mismo que a tí, mi pico de inspiración, productividad, concentración o como se quiera llamar, es la tarde noche.

Me ha encantado encontrar este post y a tanta gente que trabaja en su oficasa

Marina

Me encanta tu blog!

Después de llegar a esta entrada no puedo resistirme a preguntarte de dónde es la caja tan preciosísima de la octava foto que decora el escritorio y ordena todas esas cositas doradas taaan bonitas!